Consejos para elegir una zapatilla o prolongación eléctrica

Electricista colocando interruptor termomagnético
Llaves térmicas ¿Cómo elegir la ideal para tu instalación?
julio 27, 2021
Rosca lámpara E27
Tipos de casquillos de lámparas
julio 31, 2021

¿Qué aspectos debemos considerar a la hora de seleccionar una zapatilla o prolongación para nuestros artefactos eléctricos?

Es habitual que en nuestros hogares o empresas haya cada vez más aparatos y dispositivos electrónicos: electrodomésticos de pequeño o gran tamaño, computadoras de escritorio, notebooks, lámparas de pie, equipos de audio, televisores, cargadores de celulares, etc. Sin embargo, la cantidad de enchufes o tomacorrientes disponibles no suele modificarse, por lo que la solución más sencilla para poder conectar este creciente número de artefactos es recurrir a zapatillas o alargues múltiples que nos permitan compartir las tomas anteriormente mencionadas.

El artículo de hoy va dedicado a una serie de consejos o recomentaciones a tener en cuenta a la hora de elegir una zapatilla para evitar cualquier peligro o accidente, o para que simplemente sea cómoda de utilizar y no requiera de alargues o adaptadores adicionales. Comencemos:


Zapatilla blanca 6 tomas

Potencia máxima

Las zapatillas soportan una potencia máxima (W) determinada sin recalentarse, y ésta depende de la sección de los cables con los que está construida. Por eso, es importante realizar la suma de las potencias de todos los aparatos eléctricos que se van a conectar y controlar que el resultado no supere la cifra de potencia máxima de la zapatilla, para evitar problemas de funcionamiento o incendios.

La potencia máxima de la zapatilla viene normalmente impresa en su carcasa, y por regla general, a mayor número de tomas que tenga, la potencia que ofrezca será mayor.

Este punto es especialmente importante si se esperan conectar aparatos que calienten (planchas, estufas, caloventores, hornos, tostadores), ya que las resistencias eléctricas que utilizan suelen tener potencias elevadas.



Longitud del cable

Cuanto más largo sea el cable del alargue, más fácil será su conexión con los diferentes tomacorrientes que se encuentren disponibles.

Nuestra recomendación es elegir zapatillas que tengan la menos 1,5 metros de cable. Es conveniente evitar realizar más de una extensión en el mismo alargue, ya que esto aumenta los riesgos eléctricos y de caída de tensión.


Toma a tierra

La base múltiple de la zapatilla tiene conexión a tierra, por lo que es importante conectarla siempre a una toma que también disponga de toma a tierra, para no interrumpir el circuito de protección de seguridad (2P+T).


Zapatilla con tecla roja

Interruptor

Las zapatillas con tecla de encendido/apagado permiten ahorrar energía y dinero, ya que nos aseguran que ningún aparato conectado a ellas está encendido o consumiendo energía. Además, facilitan la desconexión de los aparatos cuando el tomacorriente está en un lugar poco accesible (una heladera o una cocina, por ejemplo).

Es importante recordar apagarlas cuando no se estén utilizando y antes de desconectarlas del tomarriente principal.


Separación y orientación de los enchufes

La separación y orientación de las tomas de la zapatilla es importante para no tener problemas al momento de conectar los aparatos. Cuanto más separadas estén las tomas, más fácil será la conexión de los artefactos , que suelen tener enchufes de diferentes tamaños y formas, como los que utilizan transformadores.

Por la misma razón, es también importante evaluar la orientación de las tomas. Los orificios o tomas orientadas de manera oblicua o paralelas la base, suelen ser más prácticos que los orientados de manera perpendicular.


Fijaciones de pared

Es práctico que las zapatillas dispongan de orificios para introducir tornillos y de esta manera poder fijarlas en paredes o muebles. Así evitaremos que queden sueltas con riesgo de caídas, golpes, tirones de cables o desconexiones inesperadas de los aparatos o del alargue.


Consejos de seguridad

  • Nunca manipular aparatos eléctricos con las manos mojadas o los pies descalzos. Al hacerlo existe el riesgo de electrocución.
  • Mantener la zapatilla alejada de superficies inflamables, como alfombras o cortinas.
  • Al desenchufar tanto la zapatilla como cualquier aparato conectado a ella, tirar siempre del cuerpo del enchufe y nunca del cable. Esto evita el contacto con las partes energizadas o daños en el propio cable.
  • Siempre es conveniente conectar primero los aparatos a la zapatilla y luego conectar ésta al tomacorriente de la instalación eléctrica.



Los alargadores múltiples o zapatillas son realmente cómodos para una gran variedad de usos. Esperamos que estos consejos te ayuden a encontrar el adecuado a tus necesidades, y que puedas utilizarla cuidando tu seguridad y la de tu familia. Recomendamos siempre utilizar productos de calidad, como los que podés encontrar en nuestra tienda online o local comercial. ¡Muchas gracias!

Logo Años Luz original

Comments are closed.