Llaves térmicas y disyuntores: Funciones y diferencias

Precios de lista MAYORISTA + IVA. Consulte su descuento registrándose

Protección IP contra lluvia, galería iluminada exterior
Grados de protección IP e IK en aparatos eléctricos y electrónicos
julio 23, 2021
Electricista colocando interruptor termomagnético
Llaves térmicas ¿Cómo elegir la ideal para tu instalación?
julio 27, 2021

Funciones y diferencias entre llaves térmicas y disyuntores


Las llaves termomagnéticas y los interruptores diferenciales son dos componentes esenciales en cualquier instalación eléctrica domiciliaria o comercial, ya que se encargan de aportar seguridad y proteger a las personas, equipos e instalaciones.

Son mecanismos que se encuentran instalados normalmente en el tablero eléctrico de la vivienda, y son obligatorios para cualquier verificación de red que realice un electricista matriculado, o bien cuando se desea solicitar un medidor nuevo a la empresa suministradora de energía eléctrica.

Ambos dispositivos son interruptores automáticos de protección, y se encargan de cortar el flujo de energía de manera instantánea al momento de detectar un cortocircuito. Sin embargo, existen diferencias básicas en el funcionamiento de uno y otro, que precisaremos a continuación.


Ejemplo de conexión de interruptor diferencial y llave térmica en una conexión hogareña
Fuente: Edesur


Llave térmica o interruptor termomagnético

Su principal objetivo es el de proteger los cables y equipos eléctricos conectados dentro de un circuito eléctrico ante eventuales saltos o variaciones bruscas en la tensión eléctrica. Estos sucesos inesperados pueden producirse por un golpe de tensión producto de alguna falla externa en el suministro de energía eléctrica, por la caída de un rayo, o si se llegaran a conectar simultáneamente más aparatos eléctricos de los que la instalación puede soportar.

Es así entonces que ante una sobrecarga o cortocircuito, la térmica buscará impedir que los aparatos se quemen o los cables se sobrecalienten, pudiendo evitar daños en la instalación o incendios.

Tal como su nombre lo indica, el interruptor dispone de dos tipos de protecciones: una de tipo magnética y otra térmica.

  • La protección magnética está dada por un electroimán que actúa frente a los cortocircuitos. Los cortocircuitos generan un rápido aumento de la corriente eléctrica que circula a través del electroimán, lo que provoca una acción mecánica del mismo, capaz de realizar el corte en solamente 25 milésimas de segundo.
  • La protección térmica es brindada por una lámina bimetálica que actúa ante sobrecargas producidas por una excesiva conexión de aparatos que aumentan el consumo por encima de lo que admite la instalación. Al elevarse la temperatura de la lámina por encima de un límite, hace saltar un dispositivo mecánico que realiza el corte de corriente.

Existen diferentes tipos de llaves térmicas, dependiendo del tiempo de respuesta que posean de acuerdo a la intensidad de la corriente. De esta manera, en algunos casos el interruptor actuará por efecto térmico (respuesta más lenta) y en otros lo hará por el efecto magnético (respuesta más rápida).


Interruptor termomagnético Curva B:

  • Utilizado principalmente en edificios.
  • Si recibe entre 1,1 y 1,4 veces la intensidad nominal, actúa por efecto térmico.
  • Si recibe entre 3 y 5 veces la intensidad nominal, actúa por efecto magnético.


Interruptor termomagnético Curva C:

  • Para uso domiciliario sin limitaciones.
  • Si recibe entre 1,13 y 1,44 veces la intensidad nominal, actúa por efecto térmico.
  • Si recibe entre 5 y 10 veces la intensidad nominal, actúa por efecto magnético.


Interruptor termomagnético de curva D:

  • Para uso industrial.
  • Actúa por efecto térmico si recibe entre 1,1 y 1,4 veces la corriente nominal.
  • Actúa por efecto magnético si recibe entre 10 y 14 veces la corriente nominal.


Interruptor termomagnético de curva MA:

  • Actúa con corrientes 12 veces mayores a la nominal, por efecto magnético.


Interruptor termomagnético de curva Z:

  • Protege instalaciones con componentes electrónicos.
  • Actúa por efecto térmico si recibe entre 1,1 y 1,4 veces la corriente nominal.
  • Actúa por efecto magnético si recibe entre 2,4 y 3,6 veces la corriente nominal.


Disyuntor o interruptor diferencial

Su función principal es interrumpir el flujo de electricidad en un circuito cuando registra una diferencia entre la corriente entrante y saliente del mismo. Si la diferencia entre los electrones que entran y salen del circuito no es cero, puede tratarse de que la electricidad esté saliendo por otra parte, como es el caso en el que una persona reciba una descarga eléctrica, o de cortocircuitos ocasionados por aparatos defectuosos o problemas de humedad que generasen fugas eléctricas menores.

El disyuntor es, entonces, un elemento clave para garantizar la seguridad de las personas, que muchas veces salva vidas, al protegernos contra contactos directos (tocar directamente el cobre del conductor eléctrico) o indirectos (entrar en contacto con algún cuerpo metálico que normalmente no debería tener tensión, pero que por alguna falla de aislación, está en tensión).

Existen diferentes tipos de interruptores diferenciales, según su nivel de sensibilidad, medida en miliamperes (mA). La cifra que acompaña a cada interruptor indica la cantidad máxima de electrones que se pueden perder sin que salte el diferencial, es por eso que a menor número de mA, mayor sensibilidad tiene el aparato.

  • De alta sensibilidad (30mA o menos): Brindan la mejor protección contra contactos directos e indirectos en circuitos terminales (aquellos que van hacia los consumos o tomacorrientes del inmuble). En este tipo de interruptores no interviene el sistema de puesta a tierra para realizar el corte. Son los más seguros y por ende los más utilizados en viviendas, oficinas o locales comerciales.
  • De sensibilidad media-alta (100mA, 300mA): Este tipo de interruptores brindan protección contra contactos indirectos en circuitos seccionales. A diferencia de los primeros, en este caso sí interviene el sistema de puesta a tierra. Se utilizan también en viviendas, oficinas o locales comerciales.
  • De sensibilidad media-baja y baja (500mA en adelante): Se utilizan únicamente en industrias en las que no existan riesgos de incendio y el personal esté instruído o capacitado en normas de seguridad eléctrica.


Por último, es recomendable realizar pruebas frecuentes del correcto funcionamiento del interruptor diferencial, para poder detectar alguna falla si la hubiera. Esto se realiza presionando el botón Test del interruptor (identificado con una T grande): si el aparato está correctamente conectado y funcionando de manera normal, al presionar ese botón se debería producir el corte de corriente.


Botón test interruptor diferencial Chint



Aquí concluye nuestra sección dedicada a dos de los elementos más importantes para garantizar la seguridad de las personas, equipos electrónicos e instalaciones eléctricas de tu hogar, local comercial o empresa. Por eso, es de suma importancia elegir productos de calidad y de marcas reconocidas. Podés encontrar el mejor surtido de llaves termomagnéticas o interruptores diferenciales de marcas líderes a nivel mundial, en nuestra tienda online. Como siempre, nuestro personal especializado está a disposición ante cualquier consulta que tengas al momento de elegir tu equipo ¡Te esperamos!

Logo Años Luz original

Comments are closed.